Lámparas de infrarrojos

Las lámparas de infrarrojos son una estupenda fuente de calor terapéutico que alivia las pequeñas tensiones musculares y ademas nos ayuda a mejorar del resfriado. 

En el mercado podemos encontrar diferentes modelos para encontrar aquel que mejor se adapta a nuestras necesidades. 

Beurer MG-21 aparato de masaje con infrarrojos

19,99 €

Beurer IL-11 Lámpara de infrarrojos

26,90 €

Beurer MG-40 aparato de masaje con infrarrojos

33,90 € -15,93% 28,50 €
  • -15,93%
  • -15,93%

Beurer IL-21 Lámpara de infrarrojos

36,20 €

Beurer MG-70 aparato de masaje con infrarrojos

55,90 €

Beurer MG-80 máquina de masaje con infrarrojos

64,90 €

Beurer IL-50 Lámpara de infrarrojos

75,99 €

Beurer MG-100 máquina de masaje con infrarrojos

98,80 €

Beurer MG-510 equipo de masaje con infrarrojos

105,90 €

Las lámparas de infrarrojos son una forma segura y eficaz de reducir el dolor y la inflamación en todo el cuerpo mediante el uso de la luz emitida por unas bombillas infrarrojas . Es un método sencillo por el cual podemos realizar diversas terapias para reducir dolores o lesiones musculares. 

¿Por qué son útiles las lámparas de infrarrojos?

Las lámparas de infrarrojos se usan en las terapias  para ayudar a los pacientes que sufren dolores o lesiones. La terapia de infrarrojos utiliza numerosas longitudes de onda de luz entre 780 nm y 1000 μm, que se dirigen a los lugares lesionados o inflamados del cuerpo.

La luz infrarroja puede penetrar profundamente en las capas de la piel, llegando a los tejidos del cuerpo. La foto-bioestimulación es el proceso en el que el tejido vivo muestra respuestas bioquímicas cuando se expone a la energía de la luz a través de la absorción de componentes de la cadena respiratoria.

Lo bueno de la luz infrarroja es que no daña la piel como la luz ultravioleta. De hecho, la luz infrarroja mejora la circulación de la sangre y promueve la regeneración celular. La luz infrarroja es el calor que la gente siente cuando se expone al sol y el cuerpo tiene la capacidad natural de irradiarlo también.

Durante años, la terapia de infrarrojos se ha utilizado por sus efectos calmantes en el tratamiento de heridas ya que mejora el proceso de curación de estas. Los infrarrojos pueden ayudar a mejorar la circulación en varias partes del cuerpo como la piel y los tejidos. Además, puede ayudar a regular el sueño, proteger contra el estrés oxidativo, reducir la inflamación y aliviar el dolor muscular.

La luz infrarroja se ha relacionado con muchos beneficios. Entre ellos se encuentran:

    • Promover la curación de las heridas y la reparación de los tejidos

    • Estimular la cicatrización de úlceras y heridas de lenta curación

    • Mejorar el crecimiento del cabello

    • Controlar la psoriasis

    • Aliviar el dolor

    • Mejorar el aspecto de la piel

    • Reducir los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer, como la mucositis oral

Además, la terapia de infrarrojos ayuda a reducir el daño solar, mejorar la salud de las articulaciones, reducir las cicatrices, prevenir el herpes labial crónico y recurrente y aliviar la inflamación.

¿Cuándo se utiliza las lámparas de infrarrojos?

Las lámparas de infrarrojos se usan principalmente para aliviar la inflamación y el dolor. Hay muchas afecciones dolorosas que pueden tratarse con la terapia de infrarrojos. Entre ellas se encuentran los dolores crónicos o agudos derivados de la artritis, los problemas de espalda, los traumatismos, las lesiones en cualquier parte del cuerpo, la bursitis, el síndrome del túnel carpiano, la fibromialgia, la neuropatía, la ciática, las distensiones musculares y las heridas.

Lámparas de infrarrojos para medicina deportiva

La terapia de infrarrojos se utiliza ampliamente en la medicina deportiva para tratar las lesiones sufridas por los deportistas, incluida una amplia gama de lesiones musculoesqueléticas crónicas y agudas.

Otras aplicaciones de las lámparas infrarrojas

Los dentistas utilizan la luz infrarroja para tratar muchos tipos de heridas y ulceraciones en la cavidad oral. Además, los reumatólogos han utilizado la terapia de luz infrarroja para reducir el dolor y la inflamación, especialmente cuando se trata de enfermedades autoinmunes. Los dermatólogos también utilizan la terapia de luz para tratar a pacientes con quemaduras, lesiones cutáneas, edemas, úlceras y dermatitis.

Tipos de lámparas infrarrojos:

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de lámparas de infrarrojos, desde lámparas de pie más para uso profesional en clínicas de salud y fisioterapia y otras lamparas de infrarrojos de sobremesa para un uso doméstico.

Lámparas de infrarrojo de sobremesa:

Estás lamparas de infrarrojo están destinadas para colocarlas sobre una mesa, silla o mueble donde permita que permanezca estable y donde nosotros podamos colocarnos de tal manera que recibamos la luz proporcionada por la lámpara. Están destinadas a un uso domestico, permiten guardarlas con facilidad y su consumo es bajo. Un ejemplo de este tipo de lámparas infrarrojas top ventas es la Beurer IL-21 Lámpara de infrarrojos.

Lámparas de infrarrojos de pie:

Estás lamparas infrarrojos de pie cuentan con un soporte, ruedas, que las permite desplazarlas de un lugar a otro. Estás lámparas están pensadas para uso profesional en una clínica de fisioterapia o similar.

Masajeadores infrarrojos:

Los masajeadores infrarrojos con unos equipos dos en uno, por un lado nos dan calor infrarrojo a través de unas bombillas destinadas a tal fin y por otro cuentan con cabezales de masaje, lo que nos permite en un primer paso dar calor al musculo para posteriormente aliviar los nudos mediante suaves masajes. Un ejemplo de estos puede ser el Beurer MG-70 aparato de masaje con infrarrojos. Recuerda que en la categoría de aparatos de masaje puedes encontrar toda una amplia selección de estos aparatos.

¿Dónde comprar lámparas de infrarrojos?

En Bienestalia podrás encontrar una amplia selección de lámparas de infrarrojos al mejor precio y de todas las marcas como las lámparas de infrarrojos Beurer.

Nuestro blog